Escrito en el año 2015 por: José Zárate

Mayoritariamente se dice que el movimiento osuno inició en los Estados Unidos, sin embargo otras fuentes aseguran que tal movimiento de hombres gruesos y barbudos era más antiguo y que dio inicio en Alemania, específicamente en Colonia y luego pasó a Londres, Ámsterdam y Bruselas, y que no fue sino a mitad de los 80 que llegó a EE.UU.

El grupo de osos de Colonia se fundó en Noviembre de 1984 y es hoy uno de los grupos más antiguos del mundo. Sus fundadores fueron Michael Zgonjanin y Henning Marburger.

En ese momento en 1984, la palabra «OSO» no tenía el mismo significado que tiene en el movimiento de hoy en día. Se llamaban a sí mismos «hombres barbados de Colonia», demostrando con eso el gusto por el pelo: barba o bigotes. En noviembre de 2015 celebrarán el 31 aniversario de su comunidad de osos.

En estas reuniones se alejaban del culto a una belleza masculina representada por jóvenes y guapos, pero no se trataba de un puro fetichismo sino que se convertía en un estilo de vida de al preferir aspectos más rudos.

Sin embargo la mayoría de las comunidades de osos de latinoamérica surgen del movimiento de osos norteamericano. Este fenómeno social surge en los años ochenta, dentro de la comunidad gay de San Francisco (California, EE.UU.).

Se trata de un movimiento alternativo nacido como respuesta al prototipo de belleza masculina imperante en la sociedad, consistente en dar gran importancia al cuerpo joven, esbelto y depilado o sin vello, y que es ensalzado en la publicidad y los medios de comunicación de masas y que era poco acogedor para los hombres que no se ajustan a esa norma corporal en particular.

Muchos hombres no se identifican con ese estereotipo sino con atributos muy diferentes: la barba, el cuerpo velludo, la madurez, la corpulencia o la barriga los cuales también podían ser objeto de deseo.

Los primeros registros de la formación de un club de osos en USA datan de 1966 en Los Ángeles, Estados Unidos. Ya en la década del 70 habían hombres que se autodefinían como “oso”.

George Mazzei escribió un artículo para la revista The Advocate en 1979 llamado ¿Quién es quién en el zoológico?, que caracterizaba a los homosexuales como siete tipos de animales, incluyendo osos. También en otro artículo en 1979 se describe a los osos de la siguiente manera: «Los osos son generalmente tipos corpulentos, robustos, con reminiscencias de un leñador o ex jugador de rugby».


Se dice que el término oso se originó con Richard Bulger quien, junto con su entonces pareja Chris Nelson (1960-2006), fundó la afamada revista dirigida al público oso Bear Magazine en 1987. Sin embargo ya el termino se venía utilizando muchísimo antes.

Los estudios de George Chauncey sobre las subculturas Gay de Nueva York de principios de siglo XX, ya mostraban que, al menos en la clase obrera, existía la figura del «hombre masculino que amaba a otro hombre», conocidos entonces como lobos (wolves). En esa época ya era muy marcada la dicotomía entre el lobo (antepasado del oso) y los afeminados (“fairies”), sin embargo ambos se mezclaban unos con otros.

El Barrio de Castro, en San Francisco, era ya muy conocido como un espacio gay. Existían y proliferaban los locales “de ambiente”, librerías, cines, restaurantes, bares, saunas, etc. La mayor parte de los residentes en el área eran gays, y numerosas organizaciones tenían sus sedes en el barrio.

El Castro era el escaparate de la estética gay del momento. Por sus calles era frecuente ver paseando chicos de porte atlético, bien afeitados, jóvenes, vestidos a la moda, afanándose en reproducir el modelo de belleza gay imperante de la publicidad y los medios masivos de comunicación.

En el principio no había clubes de osos, ni bares, ni revistan ni nada parecido, apenas estaban surgiendo pequeñísimos grupos de amigos con estas características físicas.