La famosa ruleta rusa es conocida en el mundo por ser una práctica con alto riesgo de muerte, y ahora, una nueva modalidad aparece, una en la que se cambia un revolver por una persona infectada con VIH sida.

Se trata de una cita a la cual acuden varios jóvenes para realizar una orgía y uno o varios de ellos están contagiados con esta enfermedad; el resto de integrantes desconoce esta condición por lo que el contagio es inminente. “A estas personas no les importa si los otros están infectadas, es una actitud poco responsable”, explicó el doctor Josep Mallolas.

El especialista fue enfático al decir que los jóvenes que acuden a estas fiestas son personas que no piensan en su salud e hizo un llamado para que los jóvenes tengan en cuenta que el VIH no es un juego.

Por otro lado, aseguró que esta práctica se ve principalmente en comunidades homosexuales.

La mayoría de estas fiestas es de personas homosexuales, aunque no son exclusivas de este género.

Fuente: Redacción Digital BLU Radio